Pensamientos de un motorista, Francisco Cárcelen

Programa del 23 de Noviembre del 2012.

¿Cuantas veces has visto postales como estas?, infindad circulan por todo FB y páginas de blogs de moteros o motocilistas, todas con mensajes o simplemente humor, cada una de ellas a los pocos minutos de ser publicada recibe mas de 4,000 LIKES y es compartida cientos de veces, bueno pues resulta que el autor de estas es nada mas ni nada menos que un español llamado

Francisco Carcelén

Autor de:

 

Pensamientos de un motorista.

 

Y a tenido el detalle de darnos una entrevista a PUEBLA EN DOS RUEDAS, solo que lo ha hecho como el lo sabe hacer por escrito y aqui la transcribimos, pero también nos dio la oportunidad de ponerle voz asi que si lo que deseas es escucharla aqui lo puedes hacer por:

Puebla prioridad en el programa del 23 de noviembre o

Descargar el archivo de audio.

Muchisimas gracias F. Carcelen por este detalle y compartir con nosotros estas lineas, consejos y tiempo con todo el público de Puebla en dos ruedas donde tienes tu casa y eres bienvenido cuando gustes.

Aqui la entrevista:

  1. ¿Cuál es tu nombre, de donde eres, edad, a que te dedicas? Mi nombre es Francisco Carcelén, soy de un pueblecito llamado Vall de Uxó (Castellón)- España, que en su traducción del dialecto valenciano al castellano, quiere decir “Valle de un lugar alto, eminente, fuerte por naturaleza y por obra humana “. Mi dedicación principal es sobrevivir día a día, aunque, por supuesto, he de dedicar muchas horas a trabajar, indudablemente, como cualquier otra persona de condición humilde económicamente.
  2. ¿Cuánto llevas de motorista, que tipo de motos conduces? Si contamos con que nací el primer día del verano, (21 de Junio), del año 1.967, llevo siendo motorista mas de 32 años, puesto que con 13 años, ya tenía mi propio ciclomotor, concretamente un Vespino de 49cc., con motor Piaggio. No obstante, aún recuerdo el olor a hierba en las mañanas de mi infancia, cuando montaba en moto como acompañante. Es difícil de entender, pero madrugaba casi todos los días, para acompañar a un vecino de mis padres a unos campos, con la única intención de poder subirme de pasajero, a una Montesa Brío de la época. Después de ayudarle en algunas tareas de riego, volvíamos cuando el Sol empezaba a mostrarse en el horizonte. Me encantaba el olor que desprendía la moto. junto con el olor a hierba mojada por el rocío de la noche. Aún distinguiría ése olor, de entre millones de aromas. – En cuanto a las motos que conduzco,.. pues sinceramente, cuento con la ventaja de tener bastante variedad de motocicletas. Creo, que dependiendo del estado del ánimo y de lo que quiera recorrer, me decanto por conducir una moto u otra. Os pondré un ejemplo sencillo de entender: Al igual que cualquier persona elige el tipo de música a escuchar, dependiendo de su estado de ánimo, alegría o tristeza, al igual me ocurre con mis motos. Quizás un día se me puede ver rodando con una moto clásica paseando por carreteras comarcales, como de igual manera, verme con una moto racing por puertos de montaña, “marcándome una curvas”. Hay siempre un momento para escuchar diversidad de música, cierto?
  3. ¿De donde obtienes la inspiración para crearlas, todas son tu autoría o hay de otros? Imagíno que te refieres a las publicaciones que suelo editar. Pues inspiración, no se yo si realmente lo puuedo llamar así. La prueba está en que todas las publicaciones son sentimientos compartídos con la gran mayoría de motoristas. Cuando hablo de motoristas, me refiero siempre tanto al sexo femenino, como al sexo masculino, sin excepción alguna y sin excluir jamás a quienes pilotan motos de pequeña cilindrada, como a quienes lo hacen de medias y altas cilindradas. Creo que no hay inspiración en ello. Simplemente, intento plasmar en afotografías vivencias de quienes rodamos en moto. El modo de plasmarlo en palabras, ha de ser siempre acorde con vivencias propias de cada cual. Es tan sencillo, como recordar sentimientos, emociones y demás sensaciones a bordo de una moto, e intentar contarlas de modo escueto y conciso con palabras que la mayoría de personas puedan entender y sentirse identificados. A la gran mayoría de motoristas, nos han pasado cosas reflejadas en mis publicaciones. Creo que no he inventado nada.. sinceramente, creo que he puesto letras a lo que todos hemos vivido, sentido o pensado alguna vez sobre nuestras motocicletas. La autoría de mis “pensamientos” son propiedad de cada persona que siente ésta pasión por la dos ruedas. No puedo atribuirme como inspiración, unas palabras que únicamente, reflejan los sentimientos que tántos hermanos biker han sentido al igual que tú y que yo.
  4. ¿Alguna vez imaginaste que fueran tan compartidas y gustadas? En un principio, si. Después de ver muchas publicaciones ridículizando a los motoristas, mezclando motos con drogas y alcohol, con motivos incitantes para que los jóvenes disfruten de estancias en hospitales, etc,. si imaginé que mis publicaciones fueran gustadas y compartídas por personas con una mente libre y sana sobre dos ruedas, la verdad. El hecho de ver tanta publicación absurda por las redes sociales, me causó tanta indignación como motorista, que me puse a escribir contrarestando tanta fama de “locos, borrachos, inconscientes”, etc., como siempre nos han tachado de ser. Un motorista, no ha de ser un imprudente por naturaleza, ni mucho menos. Un motorista es un amante de la libertad, un creyente de la amistad sincera y un adicto a emociones tanto excitantes, como tranquilizantes. No todos los motoristas buscamos siempre experiencias límites. En una gran mayoría de ocasiones, todos hemos rodado buscando escapar del día a día, de las obligaciones, de los problemas, de los enfados y de lo cotidiano. A esos motoristas, los de verdad, van dedicadas las palabras que se pueden leer en mis publicaciones.
  5. ¿Cuánto tiempo dedicas a crearlas? pues muy poco. Me es mas trabajoso el hecho de montar algunas fotos, que el contenido de las mismas. El hecho de haber recibído mensajes privados de padres y madres agradeciéndo mis publicaciones, es el mejor pago que puedo recibir. Gracias a la divulgación de algunos de mis “pensamientos”, muchos jóvenes de paises Latinos, han empezado a concienciarse de portar siempre casco y con ello a proteger sus vidas. Recibir un mensaje de la madre de un joven motorista, agradeciéndo éste gesto, no tiene precio. Saber que un joven motorista, empezó a llevar casco y equipación y que salvó la vida gracias a ello en un accidente, mediante un mensaje privado de su padre, agradeciéndome algunas publicaciones, es impagable. Así que como el tiempo empleado, siempre es inferior al bien recibído, realmente, por mucho tiempo que empleara, siempre sería poco.
  6. ¿Te envían pensamientos?Alguno recibo, pero hasta ahora, no he publicado mas que uno, y siempre indicando la procedencia de su autoría. Por lo demás, me molestan bastante los plagios y no “copio” de nadie. Es una falta de educación y respeto por las personas, plagiar palabras escritas por otro autor y recibir felicitaciones por ello. No lo veo como falta de respeto al autor, que también,.. sino por el engaño al que sometes a quienes lo leen y te felicitan a sabiendas que no eres merecedor de tales elogios. Así hay muchas publicaciones plagiadas de las que edito. Hay quienes copian lo que escribo y se autoaplican la autoría, engañando a quienes, de buena fe, les felicitan por ello. Eso no está bien, verdad?
  7. ¿Siempre ruedas con el equipo de protección? SI. Respuesta rotunda. Siempre. Aunque ruede con un ciclomotor, simpre un buen casco,guantes y chaqueta, como mínimo. Acaso el hecho de ir con un ciclomotor a 50km/h, te cambia la dureza del cráneo? La cabeza de un motorista, siempre es la misma y con la misma fragilidad, sea cual sea la motocicleta que pilote. En cuanto a los guantes,.. quién no recuerda caerse de niño al correr por la calle?,.. Si recordarmos el modo en que al caernos al suelo, nos hemos rozado las manos y lo doloroso de las abrasiones en manos, codos y rodillas,.. cómo ir en moto sin tales protecciones, cuando las abrasiones pueden ser horribles?.. Una persona corriendo a pie, puede alcanzar un promedio de velocidad de entre 20/25km hora. Si caes sin protecciones a esa velocidad, las abrasiones por fricción contra el suelo son terribles y muy dolorosas. Ahora imaginad la misma caida encima de una moto multiplicando los daños en el cuerpo, por la velocidad a la que conduzcas. Horrible, cierto?. Siempre, aún siendo Verano, casco integral, guantes, chaqueta, pantalón largo resistente y calzado apropiado. Es mi consejo,. después cada cual, sabe equivocarse por sí mismo.
  8. ¿En tu muro vi que reconstruyes motos, desde cuando lo haces? Pues desde bien jovencito. siempre me ha gustado fabricar cosas, renovarlas y tranformarlas. En motocicletas de mi propiedad, igual he restaurado la mecánica y la estética, como he cambiado la personalidad y el estilo de conducción de la moto, en algunos casos, dándoles un toque café racer. Me apasiona la mecánica de motos. Lo mejor de dichos trabajos, son los resultados en cuanto a satisfaccíones se refiere, ya que todos los resultados son creados con mis propios medios, sin ayuda de nadie. Rescatar una vieja motocicleta destinada como donante de piezas y darle vida nuevamente, es una sensación muy satisfactoria, más, si lo haces con tus propias manos. Los que somos nostálgicos en la materia, creo que sentimos el agradecimiento de la máquina. Parece un poco de locos, y quizás lo sea, pero una vez renovada una moto y puesta en funcionamiento de nuevo, transmite los mismos sonidos, sensaciones, vibraciones y demás, que transmitió con anterioridad. Es como una pequeña “máquina del tiempo” si lo analizas bien. El hecho de conducir una moto clásica restaurada, te hace vivir las mismas sensaciones que con 30 años vivió su anterior propietario. Las mismas. En mi caso con mis motos, he sentido las mismas sensaciones, con las mismas motos que tuve de jovencíto, pero 25 años después. Es entonces o no, una “máquina del tiempo”?
  9. ¿Cuáles son las mejores o que mejores recuerdos tienes? Las mejores motos que tengo, no te sabría decir. Dependiendo de su categoría, creo que ninguna es mejor que la otra. Cada cual, en su cilindrada, tiene buenos momentos vivídos encima de ellas, y las motos que uno mismo tiene, siempre suelen ser “las mejores” motos. Recuerdos?,.. Es difícil describir recuerdos de mas de 30 años en unas líneas,.. Los hay, buenos, y de los que quisiera poder olvidar.
  10. ¿Qué consejos darías a lo nuevos motoristas, jóvenes y ya de edad? A los jóvenes, les daría mas de un millón de consejos. Los mismos consejos que yo recibí gota a gota de cada motorista que en mi vida he conocido. No necesitas escuchar un consejo,.. con tan sólo ver la actitud de un motorista, podrás analizar y concretar “su consejo”,.. descartando los malos, y apropiándote de los buenos,. La vida de un motorista, no se mide con una carrera contra el segundero del crono,.. se mide por años encima de una moto. Es una carrera larga y hay que saber correrla con menores riesgos posibles.
  11. ¿Para ti que es la hermandad motera? pues no te sabría contestar realmente. La esencia verdadera, creo que se ha perdído. El compañerismo, si que sigue existiendo al igual que la camaradería, pero la hermandad, salvo como palabra bien sonante dentro de un motoClub, creo que realmente no existe en la actualidad. Recuerdo hace bastantes años, que a un amigo motorista, se le averió el motor de su motocicleta. Dicho amigo, carecía de medios económicos para reparar la moto, y por tanto llevaba tiempo sin rodar con sus amigos, de entre los cuales, me encontraba yo. Nos reunímos todos menos él, e hicimos una colecta. Con el resultado de dicha colecta de dinero, pagamos a un mecánico para que reparara la moto de nuestro amigo. El sacrificio del grupo de amigos para tal hecho, fué bastante duro, ya que ninguno éramos de familia adinerada. Las lágrimas de nuestro amigo al ver su moto reparada, merecía un recuerdo tan bonito, como el que conservo de ése instante. Para todos, su mejor agradecimiento, fué vernos rodar de nuevo todoos juntos. Jamás nadie de éste grupo, le dejó expresar con palabras su agradecimiento. Para todos y todas, fué algo tan normal como compartir un cigarrillo. Entre hermanos, las cosas se hacen o no se hacen. No hay nada mas. Nadie debía dinero a nadie por ello. Hoy por tí, mañana por mi. Es tan sencillo, como difícil. Hoy por hoy, muy a mi pesar, las hermandades funcionan cuando las cosas funcionan bien. Cuando las cosas se ponen feas, las hermandades de hoy, se disgregan en segundos. Mi consejo; “llama hermano Biker, a quien realmente sientas merecedor de tal título, no a todo aquel que tenga una simple moto”.

Mil gracias Paco por compartir estas líneas y te reitero esta es tu casa, muchas gracias.

3 Comments